«Quien algo quiere algo le cuesta», siempre me ha dicho mi madre y qué razón tiene  Después de un tiempo realizando siempre el mismo tipo de ejercicio, decidí salir de mi «zona de confort» y esforzarme un poquito más para conseguir mi objetivo: bajar el porcentaje de grasa corporal y en definitiva ganar en definición Ahí empecé lo que yo he llamado mi reto de definición

. En 5 semanas de rutina deportiva y mejora en mi plan alimenticio ya noto los resultados tanto en la báscula como en la ropa y yo feliz de que así sea, tanto por esos resultados como por haber sido capaz de tener la constancia y la fuerza de voluntad necesarias para haberlos conseguido

Porque nada es imposible si de verdad lo deseas y le pones todo tu empeño

Si tú también quieres conseguir tus objetivos, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a alcanzarlos de la forma más rápida y sencilla porque TÚ SI PUEDES
No seas tú quien te pongas las limitaciones¡Feliz Jueves!